Durante los últimos meses, los pueblos indígenas de la cuenca amazónica hemos sido y seguimos siendo los más afectados por los impactos de la COVID-19. Hemos sido testigos de la muerte de muchos defensores y defensoras indígenas, de líderes históricos, de sabios y sabias indígenas, como nuestro hermano Robinson López, líder del pueblo Inga en Colombia, quien fue coordinador de cambio climático de la COICA y Santiago Manuin del pueblo Awajún en Perú.

En medio de esta emergencia sanitaria, además, se han registrado muertes de defensores y defensoras indígenas de los países de la cuenca amazónica a causa de la violencia y conflictos vinculados a la defensa de los derechos humanos y el territorio. Por lo que, además del riesgo de ser contagiados, nuestros defensores y defensoras continúan siendo hostigados, amenazados y/o agredidos por su lucha en la defensa de la vida.

En las siguientes páginas ofrecemos un panorama de lo que fueron los primeros meses de la pandemia en los pueblos indígenas, y sus defensores y defensoras.