Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA)
EN FR PT ES

,

NO AL MARCO TEMPORAL

Comunicaciones COICA

marco temporal, Brasil

El Marco Temporal desconoce los territorios de los pueblos indígenas en Brasil

Son más de diez años que los pueblos indígenas de Brasil, luchan contra un sistema normativo discriminatorio como es el “marco temporal”, un argumento legal que se estableció por primera vez en el 2009 en el caso de Raposa Serra do Sol, en Roraima, en una disputa entre indígenas e invasores en donde el Supremo Tribunal Federal, definió que se debe establecer un “Marco Temporal” en donde se reconozca como territorios indígenas solo en los cuales se compruebe la presencia de pueblos originarios antes de la promulgación de la Constitución de 1988; este argumento jurídico racista se consolidó en el 2016 en el gobierno de Michel Temer y se ha mantenido firme en el gobierno del actual presidente Jair Bolsonaro.

Desde ese momento, se ha dado un regresión de derechos territoriales y humanos de los pueblos indígenas de Brasil, ya que este recurso legal pretende despojar a los pueblos originarios de sus territorios, desconociendo la violencia y el desplazamiento histórico de los pueblos indígenas, que se profundizó gravemente durante la dictura militar (1964 – 1985) en Brasil.

El Marco Temporal, representa una amenaza para los pueblos indígenas, ya que no solo está en peligro la demarcación de nuevos territorios en los que habitan los pueblos originarios, sino que también existe el riesgo de que se anule la demarcación actual de los territorios que se han ido legalizando durante el tiempo; poniendo en grave peligro la pervivencia de los pueblos indígenas y de las futuras generaciones.

El Marco Temporal es sinónimo de muerte

A causa de este instrumento jurídico los territorios  indígenas se han visto atacados, violentados y amenazados por invasores que buscan ampliar sus fronteras agrícolas, acabando con todo lo que está a su paso, bosques, ríos, cultura y la vida misma de los pueblos originarios.

Una muestra de esta violencia, se registró en la madrugada de este 24 de junio del 2022,  contra los pueblos guaraní y kaiowá del territorio de Tekoha Gwapo’y Mirim, en el estado de Mato Grosso del sur, quienes fueron atacados por fuerzas militares y grupos armados de campesinos, para tomar posesión de estos territorios indígenas, dando como resultado decenas de heridos y la muerte del joven indígena Víctor Fernando.

Esta masacre en Guapoy como lo han denominado los moradores, se da en un contexto en donde el Supremo Tribunal Federal (STF) revocó la continuación del juicio del “Marco Temporal”, invisibilizando y minimizando la urgencia de generar acciones legales que paren con la invasión y el asesinato por parte de las agroinsdustrias hacia familias indígenas en donde se encuentran niños, jóvenes y ancianos.

El “Marco Temporal” indudablemente, responde a la agenda anti-indígena que impulsa el actual gobierno, ya que no garantiza ni respeta la vida de los pueblos originarios, y tampoco respeta la normativa internacional que proteje sus derechos.

En este contexto, los pueblos indígenas no se detienen, se mantienen firmes en la lucha mediante la movilización “Luta Per La Vida”, para decirle al gobierno ¡No al Marco Temporal! ¡Demarcación Ya!.

Es urgente la intervención de los organismos internacionales de derechos humanos. Como pueblos indígenas de la cuenca amazónica, exigimos justicia para los pueblos indígenas de Mato Grosso del sur y para todos los pueblos indígenas de Brasil históricamente vulnerados.

 ¡No podemos permitir que se derrame más sangre de nuestros hermanos y hermanas indígenas!