Foto: CONFENIAE Comunicación

La comunidad Sinangoe, exige al Estado a través de la Corte Constitucional que se respete el derecho a la consulta previa, libre e informada.

La comunidad A’i Cofán de Sinangoe, ubicada en la provincia de Sucumbios, en el 2018 presentó una demanda en contra del Estado ecuatoriano, liderado en ese entonces por el ex mandatario Lenín Moreno, quien otorgó concesiones a 52 empresas mineras, sin consulta previa a los pueblos indígenas amazónicos. La Corte Constitucional falló a favor de la comunidad, reconociendo la vulneración de sus derechos.

En el 2019, la Corte Constitucional seleccionó el caso de Sinangoe para su revisión, con el fin de desarrollar criterios constitucionales sobre los derechos de los pueblos indígenas a la consulta previa. En este contexto, el pasado lunes 15 de noviembre, cinco de los nueve jueces, realizaron una audiencia in situ en territorio A’i Cofán, para escuchar de las voces de la comunidad sus demandas y la urgencia de garantizar el derecho a la consulta previa y consentimiento teniendo como precedente la violación a los territorios ancestrales por el extractivismo desmesurado que pone en riesgo la pervivencia de sus comunidades.

“Ha sido un día histórico esperamos que la Corte haya plasmado nuestros pensamientos y pueda escribir algo que realmente garantice la consulta previa y el consentimiento”, mencionó Viktor Quenema, presidente de la comunidad A’i Cofán de Sinangoe, quien junto con otros líderes de la comunidad piden a las instancias de poder generar mecanismos jurídicos que garanticen el artículo 57 de la Constitución de la República del Ecuador, en donde se determina como uno de los derechos colectivos “la consulta previa, libre e informada para los pueblos indígenas dentro de un plazo razonable sobre planes y programas de prospección, explotación y comercialización de recursos no renovables que se encuentren en sus tierras y que puedan afectarles ambiental o culturalmente”.

Los líderes indígenas llevan décadas luchando, por sus derechos y territorios, ya que la selva amazónica representa su hogar y el hogar de sus ancestros.

Delimitación de Territorios

La comunidad de Sinangoe también exige al Estado, la delimitación de sus territorios ancestrales que actualmente se encuentran en el Parque Nacional Cayambe- Coca desde 1970, asignados a través de una ley colonialista que invade a los pueblos originarios y que ha impedido que tengan el título de propiedad de estos territorios.

Desde ese entonces, la incapacidad de los gobiernos de turno ha hecho que los miembros de la nacionalidad A’i Cofán tengan que renovar acuerdos temporales de uso y gestión de los espacios cada 5 o 10 años, poniendo en riesgo la pervivencia física y cultural de la comunidad.

Para esto, la comunidad exige al Estado la adjudicación de 63.775 hectáreas de su territorio ancestral que les permitirá tener jurisdicción dentro de sus territorios y hacer uso de su derecho a la consulta previa, libre e informada, en un contexto en donde el actual gobierno de Guillermo Lasso, ha promulgado el decreto 95 y 151 que tienen el fin de duplicar la extraccción minera y petrolera, poniendo en mayor vulnerabilidad estos territorios y otros territorios amazónicos en donde se encuentran asentados pueblos y nacionalidades indígenas.

En este contexto, los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador – CONAIE y la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana  – CONFENIAE, han mencionado que no parará la lucha hasta que el gobierno nacional participativamente con los pueblos indígenas, regulen el marco constitucional para la aplicación de derechos a la consulta previa, libre e informada y al consentimiento, ya que es el único mecanismo legal para que se garantice la protección de los territorios amazónicos y la vida de los pueblos originarios.