Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA)
EN FR PT ES

LÍDERES AMAZÓNICOS: PATROCINADORES DE LA SEMANA DEL CLIMA CÓMPLICES EN LA DESTRUCCIÓN DE LA SELVA AMAZÓNICA, TIERRA INDÍGENA

Comunicaciones COICA

rueda de prensa

En la conferencia de prensa de la ciudad de Nueva York, líderes indígenas de Brasil, Ecuador y Perú exponen a las instituciones financieras estadounidenses por proyectos que perjudican a las comunidades indígenas

NEW YORK – Los patrocinadores de la Semana del Clima de Nueva York, incluidos BlackRock y Vanguard, estuvieron entre las instituciones financieras estadounidenses expuestas por financiar la destrucción de la Amazonía y los territorios indígenas en una conferencia de prensa realizada en el marco de la semana del clima en Nueva York, líderes y lideresas indígenas de la cuenca amazónica, y el grupo ambiental y de derechos humanos Amazon Watch. Hablando al mismo tiempo que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, los líderes indígenas de Brasil por primera vez hablaron sobre el daño y la devastación causados ​​por la minería, el petróleo, la agroindustria y otros desarrollos industriales financiados con recursos financieros de instituciones con sede en los Estados Unidos y Europa.

Los líderes indígenas denunciaron públicamente que: “hay complicidad entre los gobiernos y las empresas multinacionales para destruir la naturaleza, que no existe ningún tipo de interés de parar con la destrucción de la gran cuenca amazónica”.

Así también, Leila Salazar-López, directora ejecutiva de Amazon Watch, mencionó que: “Es asombroso ver la hipocresía de las instituciones financieras, que proclaman ser guardianes del medio ambiente y defensores de los derechos indígenas, continúan siendo cómplices en la destrucción de la selva amazónica y las tierras indígenas. Y es imperativo que escuchemos y escuchemos directamente a las comunidades indígenas afectadas por los dólares de inversión estadounidenses para que podamos entender a qué se enfrentan estas comunidades y el ecosistema amazónico. El término ‘lavado verde’ simplemente no es suficiente para describir las acciones paradójicas de los patrocinadores de la Semana del Clima de Nueva York que continúan financiando la muerte y la destrucción en la Amazonía”.

Según la investigación publicada el pasado mes de agosto, por RAIGS, Stand Earth y la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), la deforestación y la degradación han comprometido la integridad ecológica del 26 % de la Amazonía, y partes de la región ya se encuentran en su punto de inflexión ecológica o más allá. Una coalición internacional, que incluye a Amazon Watch y los grupos indígenas que viajan a Nueva York, pide que se proteja el 80 % de la Amazonía para 2025, lo que solo puede suceder si los financiadores de la deforestación amazónica ponen fin a sus inversiones y su complicidad en las industrias destructivas que explotan a las tierras indígenas.

Amazon Watch publicó dos informes durante la Semana del Clima de Nueva York que exponen la destrucción de la minería y el petróleo y el gas en Brasil y Perú, respectivamente. El primer informe, titulado “Oro de sangre: complicidad en la destrucción”, investigado en colaboración con la Asociación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), se centra en cómo empresas como Apple, Tesla, Samsung, Microsoft, Intel, Sony, Volkswagen, Ford y General Motors, puede estar comprando oro extraído ilegalmente de territorios indígenas en la Amazonía brasileña.

El segundo informe publicado, titulado “Los riesgos de invertir en Petroperú”, es una evaluación de riesgo aleccionadora de la petrolera estatal peruana Petroperú. La compañía petrolera busca operar bloques petroleros en la Amazonía peruana, incluido el Bloque 64, que enfrenta una intensa oposición comunitaria de la Nación Wampis y el Pueblo Achuar del río Pastaza. Petroperú está buscando activamente financiamiento de bancos con sede en los EE. UU. y Europa para expandir la producción.

Con estos estudios cientificos se evidencia como la semana del clima, sigue siendo un espacio más en donde los gobiernos, las empresas, la comunidad internacional, se reúnen sin verdaderos intereses para proteger los ecosistemas que están en riesgo y con ello detener la crisis climática; estamos a poco tiempo de la COP27, pero, sin embargo, los países aun no han cumplido con los compromisos establecidos en la COP26.

¡No existen acciones efectivas para enfrentar la crisis climática, sin el respeto a los territorios y derechos de los pueblos indígenas!